Un vídeo muy original es la forma que Guillermo Yáñez ha elegido para contarnos, a su manera, la interpretación que la Oficina Independiente de Regulación y ...

Mas información aquí.
http://consultorcontratacionadministrativa.laley.es/content/Documento.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAMtMSbH1czUwMDC0MDM0MDJSK0stKs7Mz7M1MjC0NDA2MAUJZKZVuuQnh1QWpNqmJeYUp6olJhXn55SWpIYWZdqGFJWmAgDvZuHfRgAAAA==WKE

Visitas: 324

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CONTRATACIÓN PÚBLICA para añadir comentarios!

Participar en CONTRATACIÓN PÚBLICA


Empleados del Sector Público
Comentario por NICOLAS ARIZÓN BENITO el marzo 8, 2019 a las 10:28am

En mi opinión las entidades públicas tenemos dificultades para aplicar políticas de gasto en general y el contrato menor en particular, por lo siguiente:

- Manejamos fondos públicos.

- Como los medios de pago que utilizamos  no nos pertenecen, los incentivos a su mal uso son evidentes, y por eso nos rodeamos de controles.

- Estos controles en el caso del contrato menor son contradictorios con el funcionamiento de los precios en un mercado con cierto nivel de libertad como en el que nos movemos

 Los precios surgen a partir de millones de transacciones libres  realizadas por millones de sujetos con intereses muy diversos y con una información muy descentralizada, que los van conformando. Es una coordinación de los que intervienen en el mercado no planificada y tremendamente efectiva. Esta coordinación del mercado libre ahorra costes de transacción que impedirían el progreso del bienestar de las personas (no tenemos que negociar en cada caso con el vendedor los precios de cada producto en el supermercado, millones de transacciones mediante el uso del dinero han hecho posible el cálculo económico que da lugar a los precios). De esta forma las decisiones de compra se agilizan tremendamente. Se realizan comparaciones de precios muy ágiles y de forma tácita cada persona y cada empresa decide qué coste de tiempo y esfuerzo decide dedicar a buscar mejores precios y calidades.

Las administraciones por el contrario nos vemos en la dificultad de no poder utilizar todo ese conocimiento tácito formado en la economía, pretendiendo el regulador que se vaya explicitando cada paso del comportamiento económico. Evidentemente esto da lugar a unos costes de transacción muy superiores a los aconsejables. Pero el incentivo al despilfarro que representa el uso de unos medios de pago que no nos pertenecen está ahí.

Por eso en las administraciones públicas, negocios que deberían resultar muy ágiles no lo son. El regulador decide imponer y los aplicadores debemos asumir costes de transacción muy elevados y ciertamente desproporcionados (tiempo que no se puede dedicar a otras labores).

La mejor manera de hacer un uso eficiente de los recursos públicos sería reduciendo su volumen, de manera que sería la propia necesidad de obtener resultados creíbles ante la ciudadanía mediante el uso de los recursos que coactivamente le extraemos  (por eso se llaman impuestos, porque se imponen coactivamente) la que nos llevaría de forma tácita a no elegir los peores contratos, sin necesidad de documentar expresamente cada paso que damos en un expediente y aprovechando la información que el mercado libre nos proporciona. El mercado puede realizar el cálculo económico, las administraciones carecemos de los incentivos reales para realizar ese cálculo.

Desde mi punto de vista será muy raro que un órgano público de control discuta el fondo de ese gasto público que representan los contratos menores. Se adoptarán documentos más o menos estandarizados en cada órgano administrativo y la mayor o menor arbitrariedad que exista en la utilización de los fondos públicos a través de los contratos menores quedará indemne. Dependerá, como depende ahora, de la ética y profesionalidad de los que intervenimos en la contratación pública. En mi opinión toda esta regulación del contrato menor resulta superflua porque quiere recoger expresamente un conocimiento tácito de la información que se va formando diariamente a lo largo de infinidad de transacciones que no hacen necesario explicitar el por qué de determinadas cantidades y precios de los productos. Por eso el procedimiento del contrato menor nos resulta en muchas ocasiones tan innecesario.


Empleados del Sector Público
Comentario por Mireia Moreno el marzo 5, 2019 a las 1:37pm

Muy ilustrativo el vídeo Guillermo, está muy bien. Lo utilizaré para informar a los órgnos gestores, citando la fuente. Gracias

El cactus de la contratación pública

Planta en cultivo para talleres, jornadas y eventos de contratación pública en temas diversos.

Última actividad


Empleados del Sector Público
Miguel Ángel Domínguez ha respondido a la discusión Interpretación vinculante de la (OIReScon) sobre el contrato menor. de Guillermo Yáñez Sánchez
"Estoy de acuerdo con Vd. Por mucho que la OIRESCON se esfuerce en interpretar que sus instrucciones…"
Hace 51 minutos
Ícono del perfil via Twitter
“Hacia un nuevo concepto de Administración: inteligencia artificial más inteligencia emocional o del compliance a l… https://t.co/bHV5eh60Es
TwitterHace 1 hora · Responder · Retweet
Ícono del perfil via Twitter
Some of Your Most Common Procurement Issues Solved with Tech - Spend Matters UK/Europe Spend Matters UK/Europe https://t.co/hRuNiZCisB
TwitterHace 2 horas · Responder · Retweet
Ícono del perfil via Twitter
NOTICIAS (969): Actualización de normativa autonómica sobre contratación pública. Asturias, Cantabria (2), Castilla… https://t.co/vWm8eLvUNl
TwitterHace 2 horas · Responder · Retweet

© 2019   Creado por Guillermo Yáñez Sánchez.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio