Tres ofertas, al menos, en los contratos menores de gastos subvencionables.

Comienza este blog de la comunidad de práctica y la primera entrada se la quiero dedicar al procedimiento de adjudicación más utilizado en el sector local, el contrato menor.
Se la dedico porque en estos tiempos de crisis en las que las pequeñas y medianas empresas las están pasando canutas y muchas de ellas encontrarían un poco de oxígeno "si pudieran" presentar sus ofertas a esas licitaciones que en el "argot" llamamos menores.
Cuando un Ministerio o una Consejería autonómica o cualquier otro "gran" poder adjudicador quiere hacer una obra de hasta 50.000,00€ o necesita un bien o un servicio de hasta 18.000,00€, su gasto es legalmente "menor"; pero para una pequeña y mediana empresa la posibilidad de acceder a un negocio de dichos importes, puede representar su "mayor" oportunidad de ingresar algo de dinero y seguir aguantando.
Gasto menor o ingreso mayor dependiendo del lugar de la mesa en el que nos encontremos.
La regla general y legal es que en los contratos menores no es necesario dar publicidad a la licitación, es decir, que en estos contratos las empresas, sean pequeñas, medianas o grandes, no tienen la oportunidad de hacer negocio, salvo que el poder adjudicador de turno decida hacerlo.
La cuestión ha dado un giro, de unos 90%, porque ahora hay unos determinados gastos menores en los cuales los poderes adjudicadores deben haber dado un "poco" de publicidad y acreditar que, por lo menos, tres empresas concurrieron a ese contrato menor.
Actualmente, se puede decir que hay dos tipos de tramitación para los contratos menores: la típica de la Ley 30/2007 y la prevista en la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones, cuando son contratos menores subvencionados.
Según el art. 122.3º de la Ley 30/2007, el contrato menor solo requiere la aprobación del gasto y la factura, lo que significa que sólo tiene oportunidad de negocio aquella afortunada empresa llamada a ejecutar el contrato.
No obstante, y según el art. 31.3º de la Ley 38/2003, cuando un poder adjudicador, con financiación de otro poder público, se quiera gastar 30.000,00€ en una obra o 12.000,00 en el suministro de bienes de equipo o en la prestación de servicios por empresas de consultoría o asistencia técnica, el beneficiario de la subvención (en este caso el poder adjudicador) deberá cumplir una serie de obligaciones.
Con carácter previo a la contracción del compromiso, debe solicitar como mínimo 3 ofertas de diferentes proveedores, salvo que las especiales características de los gastos subvencionables no exista en el mercado suficiente número de entidades que lo suministren o presten o que el gasto se hubiera realizado con anterioridad a la solicitud de la subvención.
Luego deberá elegir entre las ofertas presentadas, conforme a criterios de eficiencia y economía, justificando expresamente en una memoria la elección cuando no recaiga en la propuesta económica más ventajosa.
Por último, deberá aportar la justificación de la elección entre las ofertas presentadas en la solicitud de la subvención o en su justificación.

"La adjudicación de contratos de las Administraciones Públicas que impliquen un gasto subvencionable que supere la cuantía de 30.000 €, tratándose de contratos de obras, y de 12.000 €, si son de suministro o de servicios, debe efectuarse previa petición de tres ofertas a los posibles contratistas, salvo que no exista en el mercado número suficiente de ellos."

Una cosa que no me cuadra es el origen de todo esto, la Ley General de Subvenciones Presupuestaria, según la cual el beneficiario de una subvención sea una persona pública o privada debe dar cierta publicidad de su gasto menor, conseguir tres ofertas y adjudicar el contrato a la propuesta más ventajosa. El control de esas disposiciones dinerarias, motiva esa tramitación, siendo la principal consecuencia para la empresas la posibilidad de presentar su oferta.
En cambio, para otros contratos menores de mayor importe y, obviamente, también financiados con fondos públicos, aunque ahora sean propios y no ajenos, la tramitación es legalmente mucho más laxa y cómoda.
Yo creo que el punto de salida debería ser la normativa de contratación administrativa. No pensar sólo y exclusivamente en controlar el gasto de las subvenciones, sino tener presente que la libertad de concurrencia es uno de los principios generales de la contratación pública y que ese principio se materializa en la obligación de publicar nuestras licitaciones, de modo que cualquier empresa pueda presentar su oferta y tanto derecho tiene una empresa a concurrir y presentar su oferta cuando el contrato se financia con una subvención como cuando se financia con fondos propios o es que cuando gestionamos nuestros propios fondos, nos podemos "relajar más" que cuando gestionamos fondos ajenos, porque el "relax", que a todos gusta, tiene graves consecuencias para lo público y para lo privado.

Visitas: 14186

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CONTRATACIÓN PÚBLICA para añadir comentarios!

Participar en CONTRATACIÓN PÚBLICA


Empleados del Sector Público
Comentario por Ele15 el julio 5, 2018 a las 2:01pm

Hola! pongo un supuesto más relativo a la LGS. Si se subvenciona nominativamente la compra de equipamiento y las adquisiciones hechas superna en su conjunto los 15000eu, hay que solicitar que se acredite lo de las 3 ofertas anteriores? y si no lo hacen?

Gracias


Community manager
Comentario por Guillermo Yáñez Sánchez el mayo 17, 2010 a las 12:27pm
Hola Joan, lo primero agradecerte tu participación.

Lo que dice la Ley nacional y lo que ha interpretado la Junta está claro (o no tanto claro) y sobre lo que opina, yo, personalmente, discrepo.

Empiezo por el final, la discrepancia se basa en lo que dice un marco jurídico superior al nacional, el Europeo. Ya sé que las directivas no se aplican a los contratos menores ni a los que están por debajo del umbral comunitario.

No obstante, todas las autoridades públicas están obligadas a respetar las normas fundamentales del Tratado de la Unión Europea, normas que regulan la libre circulación de mercancías, servicios y capitales; la prohibición de toda discriminación; la igualdad de trato; la transparencia.

Si la Junta Consultiva ha interpretado el régimen de los contratos menores a la luz de la normativa nacional, la Comisión hizo lo propio y adoptó la Comunicación (2006/C 179/02) interpretativa de la Comisión sobre el... en la que expone su interpretación de la jurisprudencia del TSJUE y propone lo que considera las mejores prácticas para ayudar a los Estados miembros a obtener el máximo beneficio del mercado interior.

En seis líneas, lo que la Comisión recomienda hacer en aquellos contratos no comprendidos en el ámbito de aplicación de las Directivas de contratación es:

Describir el objeto del contrato.
Darle la publicidad adecuada (a través del perfil de comprador en Internet).
Permitir a cualquier licitador potencial conocer previamente a lo que se va a comprometer y, en su caso, presentar su oferta.
Dar a conocer la adjudicación y los motivos de la misma, para que los que no la consideren justa la puedan recurrir.

Haciendo esto se garantiza el cumplimiento de los principios generales de la contratación administrativa de libre concurrencia, igualdad y no discriminación, transparencia e imparcialidad en cualquier procedimiento no incluido en el ámbito de las Directivas, y por lo tanto, en los contratos menores.

Hacer lo dicho es la única manera de conseguir seleccionar la oferta económicamente más ventajosa.

Sobre todo lo dicho de dejo los siguientes documentos:

* Los contratos menores en la Ley de Contratos del Sector Público.
* Los contrato menores y la publicidad y la concurrencia.
* Cómo se podrían gestionar los contratos menores.

En los informes de la Junta sobre los contratos menores, se dice que hay que garantizar el cumplimiento de los principios básicos en materia de contratación y se dice porque se conoce perfectamente el régimen aplicable a la contratación pública. Pero cómo el origen y la justificación de la figura es la simplificación (hacer menos papeles, reducir la lenta tarea burocrática), hay que suprimir los papeles en donde se plasman la actividad y la información de los trámites que hay que hacer para fijar el contrato, dar publicidad, valorar....

En su momento el planteamiento fue válido y la interpretación de la Junta también.

En 2010, las normas deben ser interpretadas con la realidad social social del tiempo en que han de ser aplicadas, y la realidad es que la administración por mandato legal debe ser electrónica, porque los ciudadanos nos la pueden demandar, y si la administración debe ser electrónica, cumplir los trámites y papeles necesarios para tramitar un contrato menor con publicidad, concurrencia, competencia de empresas y transparencia podría ser cuestión de coser y cantar.

Bueno, lo dicho, muchas gracias por tu participación.

Empleados del Sector Público
Comentario por Joan Bosch Muntal el mayo 17, 2010 a las 9:06am
Guillermo,

La Junta Consultiva, en su informe 15/09, de 25 de septiembre de 2009, «Aplicación de los procedimientos de adjudicación o del contrato menor para la contratación de una obra cuya financiación está sujeta a la Ley General de Subvenciones» ha concluido que “si se exige concurrencia de al menos tres ofertas no podrá ser aplicada la figura del contrato menor.” Según el mismo informe, "en el contrato menor no existe la concurrencia de ofertas."

El año pasado, en unas jornadas sobre Contratación en Barcelona, pregunté a los profesores Gimeno Feliu, Alfonso Ruiz de Castañeda y Francisco Blanco sobre la posibilidad de solicitar tres (o más) presupuestos en el contrato menor, y la respuesta fue absolutamente unánime: El contrato menor es de adjudicación directa; si se quieren solicitar tres ofertes (o más) se deberá acudir al procedimiento abierto o negociado. Creo que Alfonso Ruiz de Castañeda apuntó que los ayuntamientos que exigen los tres presupuestos es para limpiar la mala conciencia del uso/abuso del contrato menor.

Muchas administraciones públicas han institucionalizado el contrato menor por razón del importe. Pero el contrato menor no sólo debe cumplir la condición del importe (ser menor a 18.000 €), sino también la de su excepcionalidad.

El informe 15/09 viene a ratificar esta opinión: “si impone (la Ley de Subvenciones) un determinado procedimiento de adjudicación será el que se ha de utilizar en sus propios términos y régimen, y si requiere una determinada concurrencia de empresas deberá producirse la misma como tal, en la comprensión de que los procedimientos de adjudicación ha de ser alguno de los establecidos en la Ley de Contratos del Sector Público, por lo que si se exige concurrencia de al menos tres ofertas no podrá ser aplicada la figura del contrato menor.”

Community manager
Comentario por Guillermo Yáñez Sánchez el mayo 13, 2010 a las 2:29pm
Muchas gracias por el comentario Miguel.

Completamente de acuerdo en que el coste, creo que el esfuerzo debe ser proporcional al volumen de la órganización, pero siempre se debería de hacer un esfuerzo por promover la competencia de las empresas en nuestros contratos menores (nosotros aquí lo hacemos desde los 6.000,00 sin IVA, por debajo de ese límite cada Departamento es responsable de cómo se gasta su dinero).

Empleados del Sector Público
Comentario por miguel llorca fraguela el mayo 12, 2010 a las 6:06pm
Guillermo solo puedo comentar desde mi propia experiencia y lo que comentaba de que el coste debe ser proporcionado, es el coste administrativo, el coste de comunicaciones, etc. no puede emplearse el mismo esfuerzo en 18.000 € que en 10 €. En cuanto a la pulicidad, concurrencia y transparencia volvvemos a lo mismo, es mucho suponer que cuando se piden ofertas no se hacen a los proveedores con capacidad y que por conocimiento del mercado sabes que son los mejores en cuanto a precio, calidad , plazo de entrega y servicio, al menos yo he tenido que buscar en bastantes ocasiones prioridad en el plazo de entrega más que en los otros aspectos contractuales.
En cuanto al pedir al menos una oferta es precisamente por lo que estas comentando del 50 o 55% cuando siente que existe competencia, mi experiencia es que siempre han mejorado el precio o se ha mantenido.
En cuanto a la solvencia economica me estaba refiriendo principalmente a la demora en el pago que en ocasiones puede alcanzar 1 año o 2, dependiendo, por lo que en general el proveedor financia la actividad de la administración y actualmente para algunos es más un castigo que un premio, el adjudicarle algún contrato .
De cualquier manera el que se ocupa de estas labores está en una situación bastante ingrata, teniendo que atender las demandas internas de la organización muchas veces sin fundamento puesto que la necesidad no es verdadera y por lo tanto rechazandola, otras tratando de arreglar desaguisados como consecuencia de la improvisación. Por otra parte estas sometido a la norma y a la fiscalizaciones pertinentes que hace que se demore tu gestión y por ultimo los proveedores a los que tienes que atender cuando no se les resuelve algún problema, (cobro, devoluciones,etc), ya que tu eres la organización para el.

Community manager
Comentario por Guillermo Yáñez Sánchez el mayo 10, 2010 a las 9:29am
Hola Miguel, gracias por el comentario.

Me gustaría que nos aclarases algún aspecto del comentario:

Cuando dices "tampoco tenemos que perder de vista el esfuerzo o coste que vamos a generar y que debe estar proporcionado al gasto a realizar", supongo que te refieres a todo el trabajo administrativo que puede suponer tramitar un contrato menor con publicidad, concurrencia y transparencia.

Cuando dices "de cualquier manera al menos debe pedirse una oferta, al que se la pedimos desconoce que es el unico", no lo sé muy bien (recuerdo un caso de contrato menor, que el único proveedor que lo hacía cuando se vio obligado a competir rebajo su oferta un 55%).

En cuanto a "otros factores a tener en cuenta como son: tipo de producto, localización de las fuentes de suministro y sobre todo actualmente solvencia economica de tu organización. Esto último hace que se hundan algunas empresas más que salvarlas. no lo entiendo muy bien.

Gracias de nuevo.

Empleados del Sector Público
Comentario por miguel llorca fraguela el mayo 7, 2010 a las 5:05pm
Estoy de acuerdo que se deben pedir ofertas independientemente de las fuentes de financiación, tempoco tenemos que perder de vista el esfuerzo o coste que vamos a generar y que debe estar proporcionado al gasto a realizar, de cualquier manera al menos debe pedirse una oferta, al que se la pedimos desconoce que es el unico. Existen otros factores a tener en cuenta como son: tipo de producto, localización de las fuentes de suministro y sobre todo actualmente solvencia economica de tu organización. Esto último hace que se hundan algunas empresas más que salvarlas.

El cactus de la contratación pública

Planta en cultivo para talleres, jornadas y eventos de contratación pública en temas diversos.

Última actividad

Ícono del perfil via Twitter
«La Inteligencia Artificial permitirá tomar decisiones más racionales» | madrimasd https://t.co/5k5vnLxseV
TwitterHace 1 hora · Responder · Retweet
Ícono del perfil via Twitter
Sobre los propósitos de las normas de contratación pública en la UE - https://t.co/NESECT3u11 https://t.co/CW1vsR4lD1
TwitterHace 1 hora · Responder · Retweet
Ícono del perfil via Twitter
Auditoría de costes y precios de contratos públicos. Auditoría de contratos.: Compra pública de innovación. La guía… https://t.co/QGakTpC9U7
TwitterHace 2 horas · Responder · Retweet

Empleados del Sector Público
Miguel Ángel Domínguez ha respondido a la discusión Interpretación vinculante de la (OIReScon) sobre el contrato menor. de Guillermo Yáñez Sánchez
"Estoy de acuerdo con Vd. Por mucho que la OIRESCON se esfuerce en interpretar que sus instrucciones…"
Hace 2 horas

© 2019   Creado por Guillermo Yáñez Sánchez.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio