Con la Ley 34/2010 ha cambiado el procedimiento que hay que seguir para adjudicar un contrato.

Desaparece la adjudicación provisional, hay un sólo acto de adjudicación y el contrato existe desde su formalización.

Antes, y para que todo aquel que no estuviese conforme con lo decidido se pudiera oponer, se "congelaba" el procedimiento desde la adjudicación provisional a la definitiva.

Ahora el procedimiento también se "congela" desde la adjudicación hasta la formalización del contrato, momento en que el contrato existe y desde el cual se puede iniciar su ejecución.

En definitiva, nuestra legislación de contratos públicos, tradicionalmente antiformalista, se ha vuelto formalista.

De una forma muy resumida, lo que ocurre es que:
  1. El régimen varía según sea o no el contrato susceptible de ser objeto del recurso especial en materia de contratación (REMC).
  2. Si no lo es, hay que formalizarlo antes de que transcurran 15 días hábiles desde la recepción de la notificación de la adjudicación del contrato.
  3. Si lo es, hay que formalizarlo después de que transcurran 15 días hábiles desde que se envió la notificación de la adjudicación del contrato.
  4. En este caso, es decir, si cabe el REMC, transcurrido el plazo de 15 días hábiles, se debe requerir en un plazo de 5 días (naturales (según la D.A.15ª) para la formalización del contrato.
  5. En ambos casos, en la notificación de la adjudicación del contrato hay que señalar cuándo se firmará el contrato.
Es decir,



El principal problema que veo es cómo evitar que se alargue más de lo necesario el proceso de firma cuando el contrato susceptible de recurso especial en materia de contratación hay que:
  • esperar 15 días hábiles desde que la notificación es registrada de salida
  • luego requerir (notificar) al adjudicatario en un plazo de 5 días naturales para la firma del contrato y
  • luego esperar que llegue el requerimiento y firmar el contrato.
Para evitarnos tener que requerir y perder el tiempo y el dinero (salvo que se hiciera por medios electrónicos) que implica una notificación tradicional, creo que en el pliego de cláusulas administrativas y luego en la adjudicación y en su notificación se debería de añadir que "la formalización del contrato tendrá lugar el 16º día hábil siguiente al envío de la notificación de la adjudicación del contrato."

De la misma forma, si el contrato no es objeto del REMC, se debería añadir en el pliego de cláusulas y luego en la adjudicación y en su notificación que "la formalización del contrato tendrá lugar antes del 15º día hábil siguiente a la recepción de la notificación de la notificación de la adjudicación del contrato."

Visitas: 5226

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CONTRATACIÓN PÚBLICA para añadir comentarios!

Participar en CONTRATACIÓN PÚBLICA

Comentario por Teresa Martin el agosto 26, 2010 a las 9:05am
Gracias Guillermo, estoy de acuerdo contigo. Igual es el momento idóneo para empezar a plantearnos que la tramitación electrónica del expediente y de la contratación es absolutamente necesaria y concienciar a nuestra Administración a que aporte los recursos y medios necesarios para implantarla.
De todos modos mientras que ésto ocurre es la solución que se nos ocurre.
Saludos.

Empleados del Sector Público
Comentario por Guillermo Yáñez Sánchez el agosto 26, 2010 a las 8:46am
Gracias Teresa por tu participación. Lo primero es felicitarte porque me parece una solución avanzada (es la primera vez que veo regular en los pliegos la utilización de medios electrónicos.)

Con esta solución consigues que todos aquellos que no hayan sido adjudicatarios tengan un conocimiento casi inmediato del resultado y de que cuenten con más de 15 días hábiles para recurrir (si lo hacemos sólo por correo ordinario con acuse de recibo, puede que el plazo de 15 días hábiles no sea sufienciente).

Ahora los peros.

El correo electrónico no es un sistema de comunicación y notificación seguro y como no lo es, legalmente no lo deberíamos usar, sobre todo para aquellas actuaciones que tengan efectos jurídicos y que se deban poder acreditar.

Por otro lado, fijar una fecha cierta en el perfil y en la notificación puede resultar algo arriesgado (casi todos los contratos que tenemos que firmar y que coinciden con periodo de vacaciones, tiene la consecuencia de que el representante de la empresa no está o no puede venir).

Creo que el correo electrónico de "cortesía" que se manda a los licitadores es una buena solución, pero habría que avanzar más y utilizar uno de los sistemas legales para realizar comunicaciones y notificaciones electrónicas (creo que lo mejor sería por comparecencia en la sede electrónica del poder adjudicador) y, desde luego, ir pensando en firmar electrónicamente el contrato administrativo.
Comentario por Teresa Martin el agosto 25, 2010 a las 5:46pm
Noelia:
Pienso que lo más práctico será remitir dicha notificación mediante correo electrónico solicitando al licitador el correspondiente acuse. No nos impide posteriormente remitir por correo ordinario al menos la resolución donde se adjudica el contrato al futuro adjudicatario. Nosotros hemos incluido en el pliego de cláusulas que junto a la documentación que acredita la personalidad del licitador tendrán que indicar una dirección de correo electrónico a efectos de notificaciones. El mismo día que se hace público en el Perfil se remiten los correos y en dicha notificación como en la resolución de adjudicación hacemos mención de la fecha en que se procederá a la formalización del contrato. Si no lo hacemos así habrá empresas que no reciban la notificación con plazo suficiente para pedir aclaraciones o poder interponer el recurso en el caso de que sean contratos SARA o susceptibles de interposición de recurso.
¿qué pensais?

Empleados del Sector Público
Comentario por Guillermo Yáñez Sánchez el agosto 25, 2010 a las 9:56am
Lo primero Noelia agracedecerte tu participación.

Cuando el contrato no es susceptible de REMC, no hay problemas para el cómputo, se envía con acuse de recibo y cuando se recibe se cuentan los 15 días hábiles.

Cuando el contrato es susceptible de REMC copio y pego lo que dictaminó el Consejo de Estado "lo ciérto, sin embargo. es que este criterio, de la remisión de la notificación-aparece expresamente recogido en el artículo 2 quáter de la Directiva 2007/66/CE. Desde esta la perspectiva, nada hay que objetar a la previsión comentada, sin perjuic¡o de que debe precisarse que el cómputo de dicho plaro ha de iniciarse al día siguiente de la remisión."

Para el Consejo la transposición se adecúa a la Directiva.

Yo creo que desde que registramos de salida la notificación, la metemos en el sobre, sube, baja y vuelve a subir y llega a correos, igual cuando llegue ya podemos formalizar el contrato, sin que, el que no esté de acuerdo, haya tenido tiempo de oponerse, porque el proceso de una notificación y el tiempo que cuesta es ... incierto?
Comentario por Noelia el agosto 25, 2010 a las 9:23am
Frente a este esquema estoy de acuerdo, si bien, los contratos no sujetos a regulación armonizada no existe problema alguno, puesto que la formalización debe ser antes de que transcurran 15 dh desde el DÍA SIGUIENTE a la recepción de la notificación de adjudicación por el adjudicatario.
Ahora bien, el problema viene con los contratos SARA, puesto que el plazo según la ley la formalización “no podrá efectuarse antes de que transcurran quince días hábiles desde que se remita la notificación de la adjudicación a los licitadores y candidatos”, si bien, también entiendo que es desde el registro de salida, si me manda por correo ordinario, puede ser que cuando esa notificación le llegue a un licitador, que a lo mejor su empresa no está ubicada en la misma población que tu administración, haya trascurrido más de 15 días, por lo que entiendo que el término remisión utilizado por la ley no ha sido nada acertado. ¿Qué pensáis?, yo lo encuentro bastante problemático.

© 2019   Creado por Guillermo Yáñez Sánchez.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio