¿Es posible la contratación pública electrónica en el 2018?. Si, con actitud + contratación pública electrónica 2.0.

Contaba José Luis Arístegui que el 9 de Diciembre se va a aprobar la nueva Directiva Europea de contratación pública y que en ella se establece que para el 2018 todo el Sector Público de la Unión Europea deberá licitar en formato electrónico.

¿Y será posible cumplir ese plazo?, ¿es viable?.

Algo que parece estar claro en Noviembre de 2013 es que las previsiones temporales sobre el proceso de transformación de la gestión administrativa tradicional al formato electrónico, por regla general, han sido erróneas.

El plazo que se pensó como racional para afrontar el cambio fue de dos años y medio. La Ley 11/2007, de 22 de junio de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos reguló la utilización legal de la tecnología en las tareas administrativas, reconoció a los ciudadanos su derecho a relacionarse electrónicamente con la Administración Pública y puso fecha determinada (el 1 de Enero de 2010) para el ejercicio de este derecho. La previsión: dos años y medio, más o menos.

Con carácter general se pensó que con dos años y medio, cualquier ente del Sector Público podría afrontar con éxito la transformación de su gestión al formato electrónico.

No obstante, en el ámbito de la contratación pública el plazo de transformación fue tan sólo de 6 meses. La Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público entró en vigor el 1 de Mayo de 2008. Además del perfil de contratante, esa Ley en su disposición adicional 19ª reguló el uso de medios electrónicos, informáticos y telemáticos en los procedimientos regulados en la Ley estableciendo en su apartado 1º letra h) que: “Las referencias de esta Ley a la presentación de documentos escritos no obstarán a la presentación de los mismos por medios electrónicos.”

Es decir, que desde aquella fecha (1 de Mayo de 2008) había que tener todo dispuesto y con todos los elementos que legalmente habilitan la gestión electrónica, para que los licitadores pudieran ejercer su derecho a relacionarse electrónicamente con el correspondiente ente del Sector Público.

Quizá el legislador pensó utilizar la contratación como un banco de pruebas, un test, para comprobar cómo iba a ser el proceso de implantación de las tecnologías de la información y la comunicación en la gestión administrativa.

Obviamente, en el plazo de 6 meses casi dio tiempo a adaptar los pliegos y los procesos contractuales a las nuevas disposiciones, a poner en las páginas webs un banner con el perfil de contratantes y …., a poco más.

Es un hecho que en 6 meses no es viable implantar la gestión electrónica. También es otro hecho que tampoco se puede afrontar la transformación al formato electrónico en el plazo de 2 años y medio.

La Ley 2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible, en su disposición adicional 7ª adicionó un nuevo apartado 5º a la disposición final 3ª de la Ley 11/2007, de 22 de junio concediendo a las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales, exceptuando los pequeños Ayuntamientos, un plazo “extra” hasta el 6 de Septiembre de 2011 para que:

  • Evaluaran lo que habían hecho para implantar la administración electrónica.
  • Pensaran qué habría que hacer para implantar de una forma “exitosa” la administración electrónica y cómo hacerlo:
  • Aprobaran el plan de implantación de la administración electrónica y lo publicaran.

La Ley 2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible, al otorgar un plazo extra de 21 meses, reconoció el error en la previsión de la Ley 11/2007.

¿Y es suficiente esa nueva previsión?. Pues quizá se esté quedando corta. En el seno de la Unión Europea, el plazo de implantación de la contratación pública electrónica va a ser de unos 14 años. 9 años desde que se aprobó la Directiva 2004/18/CE hasta la nueva Directiva que se prevé aprobar el próximo día 9 de diciembre en Estrasburgo, más 5 años que se van a conceder a todos los estados miembros de la Unión para que en el 2018 las licitaciones del Sector Público Europeo sean en formato electrónico.

Es un hecho el incumplimiento generalizado (hay alguna excepción) de los plazos previstos para afrontar la transformación al formato electrónico. La cuestión es ¿han fallado las previsiones o hemos fallado los gestores en la gestión de la transformación al formato electrónicos?.

Pues depende. Hay quien dos años antes de que se aprobara la Ley 30/2007, ya estaba tramitando sistemas dinámicos de contratación por un valor de 1.200.000,00€ y licitaba la inmensa mayoría de sus necesidades en formato electrónico (el gobierno Vasco); o quien dos años antes de que entrara en vigor la Ley 11/2007 ya lo tenía casi todo a punto (ayuntamiento de Sant Feliu de Llobregat) y ahora están hablando ya de open data, open government, smart cities...

En mi opinión, parece que las previsiones temporales han fallado en general, si bien es un hecho que hay quién ha hecho los deberes en plazo y con nota.

¿Y cumpliremos con el nuevo reto “contratación pública electrónica-2018”?. Tecnología hay, suficiente y madura.

A mi juicio dependerá de la actitud que los líderes políticos y técnicos de cada organización adopten y de la utilización estratégica de herramientas 2.0 en su implantación, lo que denominamos contratación pública electrónica 2.0.

Y ¿qué es esto de la contratación pública electrónica 2.0.?. Una idea que comparto con Jaime Domínguez Macaya Laurnaga: básicamente llevar a la nube la implantación de la contratación pública electrónica.

Si no ves el vídeo refresca la página o pulsa F5.

 

Dejo aquí, lo que hay de la idea, hasta la fecha.

Visitas: 197

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CONTRATACIÓN PÚBLICA para añadir comentarios!

Participar en CONTRATACIÓN PÚBLICA


Community manager
Comentario por Guillermo Yáñez Sánchez el noviembre 22, 2013 a las 1:40pm

Hola Iñaki, bien mirado ya habéis dado el primer paso y por así decirlo estáis aprendiendo a caminar a ese formato electrónico. Yo todo esto te lo digo de oídas porque no hemos empezado a caminar, así que me fijo mucho en lo que otros vais haciendo. Me parece que es algo necesario y muy útil.

Otra cosa que pienso es que la transición al formato electronico viene determinada por una plataforma tecnológica y unas reuniones de trabajo con la empresa. Creo que esas reuniones no deberían ser algo puntual y esporádico, si no algo líquido, es decir, que la comunicación, información de problemas y soluciones sea constante y continua.

Para ello, creo que escenarios virtuales, pequeñas comunidades de prácticas donde estén presente todos los afectados pueden ser muy, muy, muy útiles. Creo que si se dispone de una buena actitud de los de arriba, de los que mandan y tienen el poder para impulsar cambios;  de una buena plataforma tecnológica; y de una comunidad de prácticas para dinamizar la implantación el éxito puede estar "más o menos" garantizado.

Claro está que luego puede pasar de todo, porque uno dispone y luego...

Un saludo y buen fin de semana.


Empleados del Sector Público
Comentario por Silvia Pagola el noviembre 22, 2013 a las 1:27pm

El vídeo está genial Guillermo.


Empleados del Sector Público
Comentario por Iñaki Fariña Muradás el noviembre 22, 2013 a las 1:10pm

Buenos días:

Como bien dices Guillermo es un problema de actitud básicamente. Nosotros llevamos 1 mes de implantación al formato electrónico, y después de 1 año de reuniones con los consultores que ganaron el procedimiento abierto para implantar la licitación electrónica en nuestra organización, estamos realmente en la fase de transición.

Y tenemos múltiples y variados problemas. Básicamente se resumirían en dos:

  • La falta de definición de objetivos, procedimiento y pasos a seguir que se produce cuando se reúne el consultor con nosotros, para mí la fase primordial de todo esto, porque es ahí donde le tenemos que decir al consultor lo que queremos exactamente, como lo vamos a hacer y que queremos hacer. Ya ahí por lo general fallamos nosotros.
  • El otro sería la actitud de los responsables a la hora de asumir el cambio electrónico. Hasta ahora se hacen cosas que bueno, que te puedo contar que no sepas... y con el cambio a formato electrónico los pasos quedan registrados, se ven las responsabilidades de cada uno y algo muy importante: se tienen que realizar las cosas cronológicamente ;-)

Así que, nosotros ya estamos inmersos en el cambio. Y nos está costando

Un saludo

Última actividad

Ícono del perfil via Twitter
El IDAE publica el Modelo de Pliegos del Contrato de Servicios Energéticos para alumbrado exterior municipal • ESEF… https://t.co/lSelXv8xZJ
TwitterHace 5 horas · Responder · Retweet

Consultores y abogados
Susana CG ha respondido a la discusión Solicitar apertura pública de sobres de IGNACIO
"Buenos días, En relación con este tema, yo tengo una duda que me parece esencial…"
Hace 7 horas
Ícono del perfil via Twitter
TwitterHace 8 horas · Responder · Retweet
Ícono del perfil via Twitter
Noticias sobre licitación y contratación pública aparecidas en @econtratacion en la SEMANA 20 del 2019 https://t.co/w1RrxaPQlj
TwitterHace 9 horas · Responder · Retweet

© 2019   Creado por Guillermo Yáñez Sánchez.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio