Así se titula el nuevo libro que ha publicado Jaime Domínguez-Macaya Laurnaga en la editorial LA LEY - EL CONSULTOR DE LOS AYUNTAMIENTOS.

 

No creo que haya ninguna persona (siempre que esté medianamente informada) que dude de que todo o casi todo va a pasar por las nuevas tecnologías de la información y la comunicación; que piense, en definitiva, que esto de la tecnología es una moda pasajera.


En el futuro, la gestión de las tareas administrativas también deberá pasar (quizá debería de haberse pasado ya o estar muy avanzado el proceso) del papel a "bit". La realidad es bien distinta y así se ha reconocido en la Ley 2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible al conceder a las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales 6 meses más (hasta el 6 de Septiembre de 2011) para que comiencen a implantar (de verdad) la administración electrónica.

 

Y cuando se habla de implantar administración electrónica se debe pensar en la contratación pública porque ésta debería ser el "buque insignia" de la administración electrónica europea, como a la luz del Plan de Acción sobre Administración Electrónica i2010, de 25 de Abril de 2006, lo señalaba Jaime en “Contratación del Sector Público Local" publicada en el año 2007 por la misma editorial (pag 2.150).

 

Si bien la estrategia para alcanzar la administración electrónica pasa por conseguir implantar la contratación electrónica, la realidad es que el asunto, salvo contadas excepciones, está muy verde, y ¿qué falla?, ¿por qué va el proceso tan lento?, ¿cuáles serían la claves del éxito en la implantación de la administración/contratación electrónica?.

 

Para José María Gimeno Feliu (Catedrático de Derecho Administrativo en la Universidad de Zaragoza), la contratación electrónica "es una tarea inaplazable por razones de tipo legal, de tipo económico y de tipo estratégico" precisando su implantación "abrir un proceso de racionalización administrativa" ... "romper las viejas reglas y crear nuevas formas de trabajar", "actualizar tanto la estructura normativa, como las pautas de los procedimienos y los talantes del personal", aportando el manual publicado "soluciones concretas que ofrecen sugerentes posibilidades interpretativas y de modelización de diseños concretos." 

 

Para José Antonio Moreno Molina (Profesor Titular de Derecho Administrativo en la Universidad de Castilla-La Mancha), las ventajas de la contratación electrónica son "el incremento de la transparencia y de la eficiencia de los procedimientos de contratación"..."mejorar la calidad y la eficacia de la contratación pública, mejorar las relaciones con suministradores, la satisfacción de los usuarios, la utlización de los recursos humanos y la transparencia en el gasto público"... siendo el presente libro "un verdadero tratado" que ofrece "de forma muy práctica recomendaciones para llevar a cabo un proyecto de ieContratación, la arquitectura (los componentes o soluciones técnicas), la necesidad de formación, marketing y difusión del modelo, el soporte a los usuarios internos, el compromiso de calidad, licitaciones de prueba y el presupuesto de implantación."


También señala y yo recalco y puedo confirmar, una cualidad personal del autor muy valiosa, la generosidad en compartir sus conocimientos y su experiencia, como cuenta en la última página (no he llegado todavía, pero le he echado un ojo) hay que compartirlo todo hasta los fracasos: "Si lo intentas con honestidad, aunque no cumplas tus mejores expectativas, comparte tu experiencia con los demás. Ello te permitirá a tí y a todos los demás no volver a fracasar en el futuro."

Para Alfonso Ruiz de Castañeda de la Llave (creo que por casi todos conocido), "los obstáculos para el desarrollo de la contratación pública electrónica son los actores que intervienen y las barreras organizativas de la propia Administración. El problema es cómo ganar confianza y la complejidad de las Administraciones Públicas." 

 

Enlazando con lo que comenta Alfonso, hay que generar confianza, hay que generar una opinión favorable en la gestión electrónica de las tareas administrativas, y para forjarse esa opinión hay que conocer los "intringulis" jurídicos, técnicos, mátemáticos, tecnológicos y de gestión de la contratación pública electrónica y para ello disponemos de un estupendo manual que yo recomiendo como lectura obligada en materia de contratación/administración electrónica.

 

P.d.: A mi, como al autor, también me gusta mucho compartir el conocimiento, si mi antiguo jefe decía (el que tiene la información tiene el poder), yo creo que ahora con todo esto de internet, el que tiene buena información y la comparte, recibe más información, más conocimiento y eso si que es un verdadero tesoro. Así que según lo vaya leyendo, iré publicando mis opiniones y mis dudas, a ver si nos vamos aclarando y vamos avanzando.

Visitas: 152

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CONTRATACIÓN PÚBLICA para añadir comentarios!

Participar en CONTRATACIÓN PÚBLICA

© 2019   Creado por Guillermo Yáñez Sánchez.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio