¿Es necesario, cuando existe una pluralidad de criterios de adjudicación, establecer siempre el umbral de la baja temeraria en el PCAP?

Buenos días.

Conforme al artículo 149 de la LCSP al regular el concepto de ofertas anormalmente bajas, cuando se presenta y utilice pluralidad de varios criterios de adjudicación, para su ponderación, se ha de estar necesariamente a los pliegos que rigen el contrato, toda vez que en los mismos se han de establecer los parámetros objetivos que deberán permitir identificar los casos en que una oferta concreta se considere anormal, referida a la oferta considerada en su conjunto.

De una interpretación sistemática de dicho artículo 149, con la propia Ley de Contratos del Sector Público y con el articulado anterior, nos llevaría a la conclusión tal y como establece la Sra. Presidenta del Tribunal Administrativo de la Comunidad de Madrid que a diferencia de que el único criterio de adjudicación sea el precio, en defecto de previsión en aquellos se aplicarán los parámetros objetivos que se establezcan reglamentariamente (Real Decreto 1.098/2001, de 12 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento General de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, teniéndose en cuanta que asimismo dicho reglamento establece que determinadas normas que regulan que el procedimiento aplicable a la subasta no es trasladable al régimen jurídico del concurso), buscamos la motivación jurídica de existir en base a la naturaleza del contrato que exima a la administración de regular el concepto o institución de bajas temerarias en los Pliegos de Cláusulas Administrativas particulares.

Es decir, cuando es emplee una pluralidad de criterios de adjudicación no necesariamente entendemos, debe regularse el concepto de baja temeraria, ya que cabe por la naturaleza del contrato la inexistencia de dicho umbral.

Mi consulta es la siguiente: ¿Es necesario cuando existe una pluralidad de criterios de adjudicación establecer el umbral de la baja temeraria o es posible por la naturaleza del contrato que en los pliegos de cláusulas administrativas no lleve regulado lo de las bajas temerarias?.

Muchas gracias.

Visitas: 2534

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Hola Isabel,

Yo creo que sí es preciso. Hay que explicitar previamente en los pliegos cuándo se considerará que lo ofertado puede ser temerario. No sólo en relación al precio, también en relación al plazo, al aumento del plazo de garantía, a las mejoras,..., en relación a cualquier otro criterio de valoración, ya que la oferta se valora en su conjunto y no sólo el precio ofertado puede ser temerario.

El artículo 149.2º dice "cuando se utilicen una pluralidad de criterios de adjudicación, se estará a lo establecido en los pliegos que rigen el contrato, en los cuales se han de establecer los parámetros objetivos que deberán permitir identificar los casos en que una oferta se considere anormal, referidos a la oferta considerada en su conjunto".

Aquí hay más cuestiones sobre las ofertas temerarias.

Vamos a ver qué nos cuentan.

¿Puedes anexar la resolución?

Un saludo y buena mañana.

Buenos días Isabel,

Efectivamente, es necesario, puesto que sino lo haces no podrás excluir a una empresa en base a la temeridad de su oferta.

La cuestión es que ahora con la LCSP como bien apunta Guillermo cuando son varios los criterios de adjudicación, es necesario contemplar la totalidad de esos criterios para apreciar el carácter anormal de una proposición. Aunque también es una cuestión polémica. He leido algun articulo (si tengo tiempo intentaré localizarlo que entiende que hacer referencia a la totalidad de los criterios, es contemplar dos veces los criterios economicos).

No se si lo necesitas, pero por si acaso, te adjunto como la Diputación de Cuenca refleja la temeridad, que me parece bastante útil y sobre esa base podeís adaptarlo a vuestros expedientes, si lo considerais necesario.

Un saludo.

Archivos adjuntos

Hola, en relación con ello, y en relación con una resolución comentada por María Asunción San Martín:

La LCSP impone la obligación de establecer parámetros objetivos para identificar las ofertas anormales o desproporcionadas. Resolución 1187/2018 Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales.

La Resolución analiza, a tenor del artículo 149.2 de la LCSP, las consecuencias de no haber incluido en el PCAP los parámetros objetivos que deberían permitir identificar los casos en que una oferta se considere anormal o desproporcionada.

El Tribunal entiende que la nueva LCSP impone la obligación de establecer dichos parámetros objetivos de la baja cualquiera que sea el procedimiento de adjudicación. Pero si el PCAP incumple dicha obligación, no estaremos ante un vicio de nulidad de pleno derecho.

Argumenta la Resolución:

(...) La nueva LCSP impone, mediante el empleo del verbo deber, establecer dichos parámetros objetivos cualquiera que sea el procedimiento de adjudicación, ya sometido a un solo al criterio del precio ya a varios, pues es obligación del órgano de contratación apreciar la viabilidad de la oferta.

Coincidiendo en esto con el TRLCSP, la nueva LCSP establece en el caso de que el único criterio de adjudicación sea el del precio, en defecto de previsión en el pliego, la aplicación de los parámetros objetivos establecidos reglamentariamente, y en el caso de que los criterios sean varios, solo permite que los parámetros aplicables se fijen en el pliego, de modo que, de no hacerlo el pliego, no es posible acudir a los parámetros establecidos reglamentariamente.

En el caso concreto había varios criterios y no se fijaron los parámetros objetivos para la baja.

Lo cierto es que el vicio ahora denunciado no fue impugnado cuando el licitador debió hacerlo (debió impugnar los pliegos), antes de presentar su oferta, pues al presentarla aceptó incondicionadamente y sin reserva alguna el PCAP (artículo 139.1 LCSP).

Es por tanto preciso determinar si la vulneración del artículo 149.2 de la LCSP es o no un supuesto de nulidad de pleno derecho conforme al artículo 39 de la LCSP, que remite a su vez al artículo 47.1 de la LPACAP.

Pues bien, el incumplimiento en el PCAP de lo dispuesto por el artículo 149.2 de la LCSP no encaja en ninguno de los supuestos previstos en el artículo 47.1 de la LPACAP, siendo antes bien una infracción del ordenamiento jurídico que determina un defecto de forma en el procedimiento de adjudicación que hace que el acto de adjudicación carezca de un requisito formal –la apreciación de la viabilidad de la oferta– indispensable para alcanzar el fin de dar satisfacción al interés general que con la adjudicación se pretende, siendo por tanto es un vicio de anulabilidad y no de nulidad conforme a los artículos 40 de la LCSP y 48 de la LPACAP.

No puede por tanto admitirse la pretensión extemporánea contra el PCAP por dicha causa (debieron impugnarse los pliegos, no la adjudicación).»

David y Jon muchas gracias por vuestras aportaciones. Útiles. Un tema complejo.

Buenas tardes, no creo que los parámetros de anormalidad de una oferta puedan y deban establecerse respecto de criterios no económicos. Creo que cuando el articulo 140 habla de oferta en su conjunto se refiere a que la aplicación de los umbrales se hace respecto del precio ofertado considerado en su conjunto y no sobre cada uno de sus componentes. A esta conclusión llego después de darle muchas vueltas al artículo y, a mi juicio, lo confirma el TACRC en su Resolución nº 373/2018. El fundamento de derecho sexto dice:  

Sexto. Ya hemos manifestado en varias resoluciones (como referencia, con cita de otras en la nº 476/2017, de 1 de junio), que la consideración de anormalidad, salvo que los pliegos establezcan otra cosa, debe referirse al conjunto de la oferta económica, no a cada uno de sus componentes, pues no carece de lógica ni es temerario, en principio, hacer una oferta más baja en una de las prestaciones o servicios a contratar, que se compense con otra más ajustada en las demás prestaciones.

Por otra parte, el articulo 149, en sus diferentes apartados, se refiere continuamente a conceptos, valores y justificaciones de carácter económico, tales como precios, justificación de costes, bajo nivel del precio o costes, ayudas del Estado  etc. y no veo la forma ni la utilidad de establecer y aplicar umbrales de temeridad a determinados criterios más allá de los de contenido económico o como mucho, temporal. Una solución técnica será mas o menos adecuada o de mayor o menor calidad pero ¿desproporcionada o temeraria? Otra cosa es que efectivamente para valorar la temeridad del precio o su  desproporción se deba relacionar el importe ofertado con la propuesta de prestación de un servicio o con la solución técnica ofertada; pero ello en el sentido de que, efectivamente, el precio será mas o menos desproporcionado en función del contenido de dicho  proyecto o propuesta, sin que deba atenderse a componentes o partes del mismo. Esto es lo que yo entiendo como oferta considerada en su conjunto. 

Gracias por vuestras aportaciones ;todas ellas muy interesantes.

Buenas tardes:

Estoy de acuerdo con Macarena Saiz en que el precio representa la oferta en su conjunto y así lo manifesté y argumenté en la discusión ¿Estamos usando los criterios para la evaluación de las ofertas cor...  y por no repetir los argumentos que entonces expuse, os remito a la presentación de la discusión y a mi respuesta del día 18 de enero.

En esa misma discusión Jorge Pérez propuso un modo de fijar las condiciones de temeridad que traigo a colación en esta discusión porque es la misma propuesta incorrecta contenida en el archivo que adjunta David Tobajas en su respuesta.

En mi respuesta del día 19 de enero de la discusión que estoy comentando, os demostraba por qué ese modo de fijar las condiciones de temeridad, con independencia que no creo que sea necesario considerar el resto de criterio, es una temeridad en sí misma porque si algún licitador presenta una oferta en la que el resto de criterios no alcance el 90% de los puntos asignados, por muy baja que sea la oferta económica, al no cumplirse simultáneamente los dos criterios, no se puede declarar temeraria la oferta.

Si lo que se quiere expresar es que si una oferta es muy barata (menos del 25% del PBL) y buena (más del 90% de la puntuación del resto de criterios), entonces se debe desconfiar de la oferta, no es así como hay que formular las condiciones de temeridad. Si estáis interesado os muestro como hacerlo.

Saludos

Claro Manuel que estamos interesados. Ya lo sabes que nos pica la curiosidad, aprender y hacer mejor las cosas.

Vale, prepararé un ejemplo antes de que acabe la semana.

Hola Manuel, 

Lo siento hoy estuve en una jornada sobre Acuerdos Marcos de la FEMP y no he podido responder antes.
Por supuesto me interesa, y creo que a todos. Yo estoy aquí para aprender y si me equivoco, rectificar. De hecho he visto algunos de tus post sobre este tema ahora con mas calma y he caido en la cuenta de que de la persona que  mencionaba como contraria al planteamiento que sigo, me he dado cuenta que eras tú :-)

He visto tus propuestas y creo que me han convencido. Pero con un ejemplo seguro que será todo mucho más fácil de entender. 

Muchas gracias!

Un saludo.

Hola:

Al final me he entusiasmado escribiendo y me ha salido un documento un poco largo. Espero que a pesar de ello, os aclare las ideas respecto al modo de formular las condiciones de temeridad.

Saludos

LA TEMERIDAD Y LAS OFERTAS BUENAS, BONITAS Y BARATAS

Hola:

He detectado algún error menor, como que el reglamento es de la ley de contratos de las Administraciones Públicas y no de la Ley de Contratos del Sector Público o alguna frase a la que le falta algo, aunque ninguna de estas cosas afecta al fondo de la cuestión.

De todos modos, ya que estaba con ello, he ampliado este documento y lo publicaré próximamente.

Saludos

Hola:

Por si es de vuestro interés, el pasado 13 de mayo se publicó en el Observatorio de Administración Pública mi artículo

La temeridad y las ofertas buenas, bonitas y baratas del que ya os adelanté algo hace un tiempo.

Saludos

RSS

El cactus de la contratación pública

Planta en cultivo para talleres, jornadas y eventos de contratación pública en temas diversos.

© 2019   Creado por Guillermo Yáñez Sánchez.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio